lunes, 25 de febrero de 2013

Oriente rescata un punto y lidera el torneo liguero


El Deber
Oriente. Desperdició 45’ ante Nacional Potosí y después no le alcanzó para ganar. Presionó en   el complemento, pero le faltó convertir pese a las ocasiones claras. Yadin Salazar fue la figura
 Dos tiempos distintos y un resultado que deja sabor a poco jugando ayer de local. Oriente, que desechó el primer tiempo jugando sin convicción y con poca entrega, reaccionó en el complemento para empatar a un valiente Nacional Potosí, que no se metió atrás y que intentó de acuerdo con sus posibilidades, liquidar un duelo abierto. Al final todo acabó 1-1.
La visita, comandada por Miguel Hurtado y por el panameño Brunet Hay, se dio modos para complicar en la primera etapa, que fue favorable a la visita luego de que este último marcara de tiro penal (30’) tras falta sin discusión de Marvin Bejarano sobre Hurtado.

En esa etapa, Oriente fue un equipo sin actitud, parco para generar juego y además demasiado impreciso cuando le tocó proponer o presionar a un rival que atrás, pese a sus fragilidades, se mostraba cómodo. Los esporádicos chispazos de Rodrigo Vargas (desechó una clara opción al primer minuto) no bastaron porque no hubo conexión con Diego Rodríguez. El equipo no tuvo vértigo y además era demasiado impreciso.

Segovia, Melgar, Centurión y Alaca, que conformaron la última línea de Nacional Potosí, acabaron enteros porque Oriente no los exigió. Es más, llamó la atención que sobre el final de esa etapa Vargas y Rodríguez intentaran sorprender al árbitro buscando una falta penal. Fue la clara muestra que no hubo argumento sólido; se tiró por la borda 45 minutos.

La desventaja obligaba a Oriente a cambiar de actitud en el complemento y los de Tito Pompei lo entendieron así, porque el equipo fue una tromba apenas se reinició el juego, desordenado al principio, pero con hambre de triunfo, como debió salir en la primera etapa. Carando, Vargas y hasta García buscaron de lejos, pero el gol se hacía esperar pese al intento.

Carando puso el 1-1
Minuto 66’ y cuando el equipo comenzaba a desesperarse, Wílder Zabala lideró un contragolpe mortal al arrancar desde su cancha y ceder un perfecto pase de tres dedos a Di Cosmo (había ingresado por Rodríguez). El argentino vio que su compatriota Carando estaba en el corazón del área, le envió un centro a ras del piso y el atacante definió. Fue el empate.
A partir de ahí Oriente hizo suyo el partido, primero con el mismo Di Cosmo (69’) rematando mal de zurda estando solo ante Salazar y después con Rodrigo Vargas (79’), que desperdició una chance increíble pegándole fuera, cuando tenía el arco a disposición. Carando y después el mismo Di Cosmo volvieron a perder ante el buen portero visitante que acabó convirtiéndose en la figura por las jugadas de riesgo que salvó.
Pese a la presión, Nacional Potosí se mantuvo paciente a la espera de un error para liquidar y estuvo a punto de hacerlo tras una gran proyección de Hurtado, que le dejó el gol servido a Iván Zerda’ (72), que se asustó estando solo ante Arias y remató a un costado del arco.

Pese a la insistencia Oriente no pudo lograr el gol de la desigualdad. El 1-1 le deja un sabor agridulce porque, aunque sigue puntero con 19 puntos, desperdició la chance de asegurar una buena diferencia con sus escoltas, que, por cierto, agradecieron el coraje de este valiente Nacional Potosí.



Un equipo liviano en el medio campo
 La falta de jugadores de experiencia en la creación está pasando factura en los partidos de local, donde a Oriente se le hace cuesta arriba lograr un triunfo. Pasó ayer, pero no fue para extrañarse, ya que en los anteriores encuentros en el Tahuichi sufrió para quedarse con los tres puntos.
Diego Rodríguez fue poco participativo estando por la banda derecha, mientras que Meleán volvió mostrar que su función no es la de crear. Es que Rodrigo Vargas tuvo que bajar algunos metros para llevar juego a Danilo Carando, que luchó bastante, pero el volumen ofensivo de Oriente fue poco, sobre todo en el primer tiempo, en el que la chance más clara fue una de Vargas, que remató fuera.
En la segunda etapa el equipo mejoró en actitud y en presión al rival, pero siguió mostrando que falta alguien que maneje el juego




El ojo crítico

Caído del cielo
Francisco Brunet |  Puesto delantero
El delantero panameño de Nacional Potosí anotó el único gol del equipo visitante, que al final sirvió para llevarse un punto del Tahuichi. Además, el atacante fue un dolor de cabeza para los defensores de Oriente.

El duro
Maxi Vallejos  | Puesto volante
Cuando se jugaban 75 minutos, el volante de Nacional Potosí aplicó un ‘planchazo’ a Dany Bejarano, que le había ganado la posesión del balón, por lo que recibió la segunda tarjeta amarilla y automáticamente llegó la roja.

Premio limón
Diego Rodríguez | Puesto volante
No tuvo una buena jornada, pues apareció poco y nada en la creación del juego de Oriente y cuando tuvo el balón no le dio buen destino. Le falta más dinámica y sobre todo participación. Fue remplazado a los 62 minutos.




Por dentro

En el Tahuichi 

 Más allá del resultado, que no fue bueno para ninguno de los dos equipos, Carlos Leeb, DT de Nacional, y Roberto Pompei, DT de Oriente, se dieron un abrazo fraterno tras el final del duelo.

 El domingo, Oriente visita a Wilstermann y para ese partido se espera contar con el zaguero central Pablo de Muner, que fue expulsado en el partido ante Universitario.

 El DT Leeb dijo que más que el empate, lamentaba la expulsión de Vallejos y la quinta amarilla de Zerda, que se perderán el próximo partido ante Bolívar en Potosí.




La figura
Yadín Salazar
 Equipo  Nacional Potosí
 Puesto  arquero
El arquero cruceño tuvo una gran actuación, sobre todo en la segunda parte, en la que Oriente generó opciones de gol y el meta de Nacional ganó en al menos cinco mano a mano contra los delanteros de Oriente.

0 comentarios:

Publicar un comentario